Síndrome de Fatiga Crónica/Encefalomielitis Miálgica (SFC/EM)

Publicado el: 2015-08-24 00:01:49

Escrito por: Verónnica Scutia

El Síndrome de Fatiga Crónica/Encefalomielitis Miálgica (SFC/EM) es una enfermedad grave e incapacitante, que se caracteriza por un cansancio intenso que no mejora con el reposo.

El hecho de seguir usando el término SFC, dándole mayor importancia a la fatiga, síntoma que aparece en muchas otras patologías, ha contribuido a menospreciar en muchos aspectos esta enfermedad.

El diagnóstico, está basado en la sintomatología por la ausencia de marcadores específicos.

Síntomas

El síntoma principal, y que da nombre a la enfermedad, es la fatiga extrema desde hace más de seis meses. Esta fatiga puede ser física y/o mental en respuesta a un esfuerzo mínimo (como las actividades de la vida diaria).

El período de recuperación tras un esfuerzo es de 24 horas o más. Este nivel tan bajo de resistencia ante la actividad hace que el paciente reduzca su actividad diaria de manera drástica respecto a su situación previa a la enfermedad.

Otros síntomas que acompañan a la fatiga pueden ser:

  •  Deterioro neurológico: pensamiento más lento, dificultad para la concentración, confusión, desorientación, pérdida de memoria a corto plazo.
  • Dolor: cefalea, dolor muscular o en articulaciones, que puede ir variando de localización.
  • Alteraciones del sueño, insomnio, hipersomnia o sueño no reparador.
  • Alteraciones neurosensoriales: incapacidad para enfocar la visión, sensibilidad excesiva a la luz, ruido, vibraciones, olores, sabores y tacto.
  • Alteraciones motoras: debilidad muscular, espasmos, inestabilidad.
  • Alteraciones inmunes: síntomas como si se tratase de una gripe, dolor de garganta, inflamación de ganglios, típicamente con el esfuerzo. Por ej. dolor de garganta, sinusitis, nódulos linfáticos cervicales y/o axilares pueden agrandar o ser sensibles a la palpación.
  • Alteraciones gastrointestinales: náuseas, dolor abdominal, hinchazón, síndrome de colon irritable.
  • Alteraciones genitourinarias: urgencia o frecuencia urinaria, nocturia.
  • Sensibilidades a alimentos, medicamentos, olores o productos químicos.
  • Alteraciones cardiovasculares: palpitaciones con o sin arrítmias cardíacas, mareos, incapacidad para tolerar la postura vertical.
  • Alteraciones respiratorias: dificultad para respirar.
  • Pérdida de estabilidad termostática: temperatura corporal por debajo de lo normal, variaciones diurnas, sudoración, sensaciones febriles con o sin febrícula, extremidades frías, intolerancia a extremos de temperatura.

El inicio de estos síntomas es generalmente repentino, a veces después de un cuadro similar a una gripe u otra infección. Y en función de la intensidad de cada síntoma se clasifica el síndrome como leve, moderado o severo.

Causas

La causa de la enfermedad es desconocida pero cada vez existen más evidencias científicas de que hay algún tipo de infección viral de base y que existe una alteración de la respuesta del organismo a las infecciones.

Numerosos estudios demuestran que existe una reactivación viral del grupo de herpes virus como Epstein Barr virus, citomegalovirus, el HHV-6, parvovirus B19 o enterovirus. Gracias a investigaciones recientes se ha observado una disfunción inmune global.

Por otro lado, el hecho de tener un sistema inmune debilitado facilita la predisposición a sufrir ciertos tipos de cáncer, como los linfomas no-Hodgkin o leucemia linfocítica crónica (cánceres relacionados con el sistema inmune).

Prevalencia

La prevalencia actualmente es desconocida en nuestro país,  aunque estudios la cifran en un 0,5 % de la población, aunque  las cifras pueden ser  mucho más elevadas por la dificultades diagnósticas y el peregrinaje de los enfermos por las consultas hasta conseguir un diagnóstico.

Tratamientos

No existe por el momento un tratamiento curativo, pero existen diversos estudios en marcha con antivirales y con inmunomoduladores.

El control de la alimentación, eliminando ciertos alimentos como más poder alergénico como los lácteos o el gluten parece que puede provocar una mejora en un gran grupo de pacientes

 


Hecho en México. Todos los derechos reservados Por el derecho a existir 2014 - 2021
Teléfonos oficina: 55 1481 6413 Email: porelderechoaexistir@hotmail.com
Donado por KocoWash Multimedia México